logo equspaddock
cuidado instalaciones equinas

Cuidado de las instalaciones: Limpieza, desinfección

Si tienes caballos, debes saber que su estado de salud está relacionado no solo con su alimentación y cuidados que les proporciones, sino con la higiene del entorno donde hacen vida.
Es por ello por lo que es necesario conocer y seguir una rutina tanto de limpieza como desinfección de las instalaciones donde tengamos a nuestros caballos, para evitar problemas de salud. Además, un correcto cuidado nos permitirá disfrutar de la práctica ecuestre al máximo. A continuación, te daremos todos los detalles al respecto.
Importancia de la desinfección y limpieza de los establecimientos
Los caballos son muy propensos a adquirir microbios y parásitos, por lo que una limpieza superficial no es suficiente para tenerlos en buenas condiciones.
Una cuadra llena de suciedad compromete seriamente el bienestar de nuestro caballo: favorece la aparición de patologías como la tiña o la sarna; en caso de heridas, estas tomarán mucho tiempo en sanar corriendo el riesgo de infectarse y los cascos sufren un proceso de deterioro si están en contacto por mucho tiempo con estiércol y orina.
En suma, un buen cuidador de caballos, y de cualquier animal en realidad, debe hacerse responsable de brindarles un ambiente higiénico para no afectar su calidad de vida. Pasemos a ver cómo podemos cuidar de las instalaciones ecuestres correctamente.

Mantenimiento de las cuadras

Uno de los inconvenientes más grandes a la hora de mantener limpia una cuadra son los excrementos, pues estos al descomponerse, desprende amoniaco. Esto último carga el ambiente de un olor fuerte capaz de causar enfermedades respiratorias en nuestros caballos. Esta situación es controlable limpiando regularmente excrementos y orina y colocando capas de paja.

Desinfección de la cuadra

Para erradicar la proliferación de gérmenes, tenemos que desinfectar pasillos y boxes. Queremos dejar claro que una desinfección con jabón y agua resulta insuficiente en este caso, por lo que debemos valernos de un desinfectante fuerte hecho para cuadras, con la capacidad de aniquilar los parásitos escondidos entre grietas.
Un desinfectante de esta naturaleza debe ser diluido en agua y para utilizarlo, emplearemos un pulverizador para desinfectar las paredes y una escoba o cepillo para encargarnos del suelo.
Debemos asegurarnos que la escoba/cepillo que elijamos sea de buena calidad, pues es necesario que llegue hasta las grietas, para no dejar escapar a ningún patógeno. Al haber culminado, dejaremos secar todo y después podemos introducir la paja y luego a los equinos.

Higiene del granero

Ante todo, en este espacio no podemos emplear el artículo de limpieza de cuadras, pues este no debería tener contacto con el grano, el cual es la base de la alimentación de nuestro equino. Es por ello por lo que debemos buscar un insecticida que no sea tóxico, pero que nos ayude a mantener el granero libre de ácaros e insectos.
Antes de comenzar la desinfección, es conveniente tener vacíos los silos y el granero como tal, pues el insecticida tampoco debe tener contacto con la comida de nuestros caballos. Asimismo, te sugerimos no esparcir este producto en los sitios donde beba el caballo. En caso de que suceda, hay que lavar el abrevadero a conciencia.

Consejos extra

Para evitar infecciones por plagas, podemos poner en práctica unas recomendaciones muy sencillas: 1- higienizar con frecuencia las zanjas y conductos con agua. 2- Personalizar los artículos que se emplean para cada caballo con tal de prevenir contagios y ventilar las instalaciones.
Si conoces algún otro consejo o tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros.